“Advertisements”

Hoy Muri贸 Roberto G贸mez Bola帽os, el creador de El Chavo del 8

Roberto G贸mez Bola帽os muri贸 hoy a los 85 a帽os en su casa de Canc煤n, donde vivi贸 los 煤ltimos a帽os, tal como confirmaron los principales medios mexicanos. El autor, director, comediante conocido con el pseud贸nimo de Chespirito, y famoso mundialmente por haber creado y encarnado el entra帽able personaje protagonista de la serie El Chavo del 8, sufr铆a de problemas respiratorios que lo mantuvieron internado en muchas ocasiones durante los 煤ltimos tiempos. El comediante hizo frente durante toda su vida a reiterados problemas de salud porque padec铆a un mal cong茅nito que debilit贸 su audici贸n y su equilibrio, raz贸n por la cual en muchas ocasiones se presentaba en una silla de ruedas ante el p煤blico. En 1994 se le detect贸 un enfisema pulmonar. Sin embargo, pese al deterioro f铆sico y al paso de los a帽os se manten铆a muy activo. Su cuenta de Twitter, que abri贸 en 2011, sumaba m谩s de 6,5 millones de seguidores.la-muerte-de-roberto-gomez-bolanos-1976611



Una vida dedicada al humor


 

Personajes inolvidables, muletillas, chistes, frases, refranes cambiados. Chespirito, cuyo verdadero nombre era Roberto G贸mez Bola帽os, se fue, pero dej贸 cientos de im谩genes y palabras que suenan una y otra vez a trav茅s de generaciones.

Abandon贸 esta vida con 85 a帽os y una abundante lista de entra帽ables creaciones c贸micas que lo hicieron famoso en m谩s de 90 pa铆ses y 50 idiomas. Prueba indiscutible de un humor universal.

Mexicano, nacido el 21 de febrero de 1929. Fue el segundo hijo (de tres) de una familia de clase media. Su padre, artista y bohemio, muri贸 cuando 茅l era muy peque帽o; su madre, mujer a cargo de tres ni帽os, dio todo por ellos.

G贸mez Bola帽os transcurri贸 una infancia repleta de miedos, pero supo sacarle provecho y, a partir de ellos, construy贸 muchas de sus caracterizaciones.

Fue un h谩bil deportista; destacado boxeador y futbolista amateur. Tuvo la astucia de capitalizar la agilidad de su cuerpo para la actuaci贸n, con saltos, tropiezos y ca铆das.

Era bueno con el dibujo y las matem谩ticas. Comenz贸 la carrera de ingenier铆a, pero nunca la termin贸. Sus habilidades art铆sticas y el querer escapar de un futuro mon贸tono, lo llevaron por otro camino. Afortunadamente.

Sus inicios fueron como escritor, en publicidad primero, donde su nivel de comicidad y buena redacci贸n lo destacaron. De all铆 pas贸 a la radio y luego a la televisi贸n, donde uni贸 la escritura y el humor, con la actuaci贸n. Esto impact贸 en su carrera y salt贸 a la fama.

La primera vez que actu贸 fue a los 29 a帽os como reemplazo en un programa en vivo y despu茅s de eso vinieron papeles peque帽os en distintos ciclos.

En 1958 se inici贸 en el cine, como adaptador de la pel铆cula Los legionarios, con sus anteriores compa帽eros de televisi贸n, el dueto c贸mico Viruta y Capulina. Su apodo, Chespirito, que lo acompa帽贸 toda su vida, fue obra del director de cine de este film, quien sorprendido por su excelente escritura, dec铆a que era como un Shakeaspeare chiquito, un Shakeasperito. El mismo G贸mez Bola帽os lo castellanizado y de ah铆 Chespirito.

Entre 1960 y 1965, escribi贸 guiones para dos programas de grandes audiencias en M茅xico: C贸micos y canciones y Estudio de Pedro Vargas.

Actuar lo propio


Su talento provoc贸 celos que llevaron a la separaci贸n de los actores y a un cambio de rumbo: escribir s贸lo para lo que 茅l actuara.

Si primer intento fue un fracaso. Pero luego vino un ofrecimiento que lo puso en juego nuevamente: hacer sketches dentro de un exitoso programa de la misma cadena televisiva. Fueron los primeros atisbos de los personajes que vinieron despu茅s. Eso s铆 result贸 y entonces se form贸 Los supergenios de la Mesa cuadrada, otro programa propio, semanal, pero con mayores repercusiones.

Entre todas esas caracterizaciones, naci贸 en 1970 una de sus obras maestras, el Chapul铆n Colorado, quien fuera ofrecido a varios c贸micos que no quisieran actuarlo, porque no le ve铆an futuro. Chespirito, convencido de que ser铆a un 茅xito, lo personific贸. Con 茅l, G贸mez Bola帽os cruz贸 fronteras y cobr贸 protagonismo en varios pa铆ses del mundo.

Ten铆a bien en claro cu谩l era la magia del Chapul铆n. En una entrevista en el recordado programa argentino La noticia rebelde, dijo en respuesta a la comparaci贸n con Batman o Superman: "El hero铆smo no consiste en carecer de miedo, sino en superarlo. Los superh茅roes son todopoderosos y no pueden tener miedo. El Chapul铆n Colorado se muere de miedo, es torpe, d茅bil y consiente de esas deficiencias se enfrenta al problema. Los h茅roes, la mayor铆a de las veces pierden y despu茅s sus ideas triunfan…"

Su siguiente famosa creaci贸n fue el Chavo del 8, que ten铆a una profunda ra铆z social en toda Latinoam茅rica.

El Chavo estaba acompa帽ado por Quico (Carlos Villagr谩n), Don Ram贸n (Ram贸n Vald茅s), Do帽a Florinda (Florinda Meza), el Profesor Jirafales (Rub茅n Aguirre), No帽o (脡dgar Vivar), La Bruja del 71 (Angelines Fern谩ndez) y La Chilindrina (Mar铆a Antonieta de las Nieves).

Otros adorados que encarnaba Chespirito fueron el Ch贸mpiras, el Doctor Chapat铆n y Chaparr贸n Bonaparte, entre otros, que formaban distintos sketchs en los que participaban los actores anteriores que mutaban en distintas creaciones.

No conforme con sus 茅xitos, tom贸 las riendas de su propia producci贸n y comenz贸 a dirigir, dando a cada uno de los personajes secundarios cada vez m谩s fuerza e igual participaci贸n, muy novedoso para la 茅poca.

El final del equipo


La fama de estas caracterizaciones llev贸 a comenzar con giras por varios pa铆ses y a despertar el fanatismo de miles de personas en los teatros y en las calles.

Esto trajo grande ausencias, distancias e infidelidades, lo cual gener贸 su separaci贸n con su primera esposa, Graciela Fernand茅z, con quien tuvo seis hijos. Florinda Mesa fue su segundo amor y quien estuvo a su lado hasta el final de sus d铆as.

De sus m谩s exitosas interpretaciones salieron frases como, "que no panda el c煤nico", "lo sospech茅 desde un principio", "todos mis movimientos est谩n fr铆amente calculados", " fue sin querer queriendo", "es que no me tienen paciencia", y otros tantos dichos, frases o refranes confundidos, que despertaron la risa de una inmensa audiencia alrededor del mundo. Atento observador de sus hijos y sobrinos, G贸mez Bola帽os confes贸 que muchos de estas frases y otros aspectos los copi贸 de ellos.

A lo largo del tiempo, el cine lo ped铆a, y comenzaron a surgir films con los mismos actores pero distintos personajes, conquistas que se suced铆an una tras otra, como El Chanfle y El Chanfle 2, entre otros.

El ocaso del programa fue gradual. Comenz贸 con algunas peleas, en la mayor铆a de los casos por el uso de los nombres ficticios por parte de los actores por fuera del programa –los casos m谩s conocidos fueron con Carlos Villagr谩n y Mar铆a Antonieta de las Nieves- y las desapariciones f铆sicas de otros como el Chato Padilla, Angelines Fern谩ndez y el m谩s entra帽able Ram贸n Vald茅s.

El programa dur贸 ininterrumpidamente 25 a帽os, cuando Chespirito, transitaba los 66 de edad. Termin贸 en 1996 y hasta el d铆a de hoy contin煤a con repeticiones.

Retorn贸 al teatro, pero no con los personajes de la tele. As铆 la obra titulada 11 y 12 fue la que tuvo mayor 茅xito en M茅xico.

Fue activo pol铆ticamente (y controversial en muchas ocasiones) con posturas criticadas.

Cuando El Chavo cumpli贸 los 30 a帽os, en 2000, Chespirito recibi贸 un homenaje denominado ¡No contaban con mi astucia!, organizado por Televisa.

En 2013, recibi贸 el Premio Ondas Iberoamericano a la trayectoria m谩s destacada en televisi贸n.

Los a帽os previos a morir, Chespirito quiso estar a la altura de las circunstancias de la modernidad e incursion贸 en la red social Twitter. Lleg贸 a tener m谩s de 6 millones de seguidores, plena demostraci贸n del cari帽o y la nostalgia que despierta hasta el d铆a en el mundo entero..
PUB
ADVERTISEMENT
Te ayudamos a encontrar el producto financiero que mejor se ajusta a ti.

Iklan Atas Artikel

Iklan Tengah Artikel 1

Iklan Tengah Artikel 2

Iklan Bawah Artikel