Disqus Shortname

Un USB tiene un lado incorrecto, otro lado incorrecto y por último, un lado correcto que encaja  dentro de un puerto. Sí, estos cables no se rigen por las leyes de la física y tienen tres lados en vez de dos. Así lo parece cada vez que queremos usarlos: el número de intentos para colocarlos casi siempre suele ser exceder los dos intentos. Pero dentro de poco podremos meterlos a la primera, sin más complicaciones. Y todo, gracias a un invento llamado USB Type-C.

El USB Type-C es la próxima generación de este tipo de conectores cuya principal novedad es que podrá ser conectado tanto por la parte de arriba como por la de abajo. Y el primero intento en usar este estándar es MicFlip. Este cable no es compatible con los actuales puertos USB, solo lo es con los puertos USB-C -que se caracterizan por su color azul y que popularizarán en los próximos años- así que será necesario colocar un pequeño adaptador para conectarlo con un puerto USB clásico y también otro para que lo sea con los puertos Micro USB.

MicFlip se encuentra en proceso de financiación a través de la página web Kickstarter. Su precio actual es de 15 dólares (unos 13,5 euros), y sus creadores han recaudado más de 27.000 dólares, cubriendo de sobra el objetivo inicial de 15.000 dólares. En un mes, los primeros cables serán enviados. Con MicFlip se podrán cargar móviles y se podrá pasar información de un dispositivo a otro con velocidades de hasta 10 Gb de transferencia por segundo.

Truco para conectar un USB no reversible
Pero los que no quieran rascarse el bolsillo e invertir en adaptadores, pueden usar un sencillo truco para acertar a la primera con los cables USB que actualmente están disponibles en el mercado. Para saber en qué posición correcta engancharlos, tan solo hay que fijarse en el símbolo USB (una especie de tridente) que puede ver en el extremo del cable. Ese símbolo siempre tienen que estar apuntando hacia arriba para que el cable enganche con el puerto. Si el cable no dispone de icono alguno, nos fijaremos en la parte metálica del conector: la parte lisa siempre va para arriba, y la que tiene un ensamblaje, para abajo. No tiene pérdida.  



Fuente: Applesfera.com 

USB Type-C: Se acabó el conectar mal un USB

Un USB tiene un lado incorrecto, otro lado incorrecto y por último, un lado correcto que encaja  dentro de un puerto. Sí, estos cables no se rigen por las leyes de la física y tienen tres lados en vez de dos. Así lo parece cada vez que queremos usarlos: el número de intentos para colocarlos casi siempre suele ser exceder los dos intentos. Pero dentro de poco podremos meterlos a la primera, sin más complicaciones. Y todo, gracias a un invento llamado USB Type-C.

El USB Type-C es la próxima generación de este tipo de conectores cuya principal novedad es que podrá ser conectado tanto por la parte de arriba como por la de abajo. Y el primero intento en usar este estándar es MicFlip. Este cable no es compatible con los actuales puertos USB, solo lo es con los puertos USB-C -que se caracterizan por su color azul y que popularizarán en los próximos años- así que será necesario colocar un pequeño adaptador para conectarlo con un puerto USB clásico y también otro para que lo sea con los puertos Micro USB.

MicFlip se encuentra en proceso de financiación a través de la página web Kickstarter. Su precio actual es de 15 dólares (unos 13,5 euros), y sus creadores han recaudado más de 27.000 dólares, cubriendo de sobra el objetivo inicial de 15.000 dólares. En un mes, los primeros cables serán enviados. Con MicFlip se podrán cargar móviles y se podrá pasar información de un dispositivo a otro con velocidades de hasta 10 Gb de transferencia por segundo.

Truco para conectar un USB no reversible
Pero los que no quieran rascarse el bolsillo e invertir en adaptadores, pueden usar un sencillo truco para acertar a la primera con los cables USB que actualmente están disponibles en el mercado. Para saber en qué posición correcta engancharlos, tan solo hay que fijarse en el símbolo USB (una especie de tridente) que puede ver en el extremo del cable. Ese símbolo siempre tienen que estar apuntando hacia arriba para que el cable enganche con el puerto. Si el cable no dispone de icono alguno, nos fijaremos en la parte metálica del conector: la parte lisa siempre va para arriba, y la que tiene un ensamblaje, para abajo. No tiene pérdida.  



Fuente: Applesfera.com 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario