Disqus Shortname

Desde hace algún tiempo se habla mucho del dropshipping, un término del que muchas personas han oído hablar y otras nunca lo han escuchado directamente.
Es una nueva forma de vender en línea que nos da mucha independencia y flexibilidad a la hora de establecer una tienda en línea. Si sigues leyendo sabrás por qué.


Sin inventarios o grandes inversiones, dropshipping le da la libertad de vender artículos que usted no tiene todavía, y que una vez que el cliente le compra y paga por ello, usted se lo paga a su proveedor o mayorista para que él lo envíe.

La condición de intermediario le libera de tener la mercancía en sus manos. Puesto que, una vez que el cliente realiza su pedido, su trabajo será planificar el pedido con el proveedor, y éste será el que envíe el pedido al cliente, la posición de intermediario sólo debe alertar al cliente que el producto ha sido enviado.

Cómo funciona el dropshipping


Con dropshipping usted no necesita preocuparse por el manejo de productos físicos, ya que no dispone de un almacén o inventario, lo que le ahorra gastos de un depósito, traslado de mercancías y gestiona los niveles de un stock. Usted tampoco es responsable por devoluciones futuras de mercancía.

Además de todos estos beneficios de esta forma innovadora de comercio, quizás su mayor beneficio sea su ubicación y horarios flexibles. Ya que usted puede mantener el control de su empresa desde donde quiera que se encuentre, en medio de una sesión de bronceado en una hermosa isla, incluso en su vehículo en un retraso en la autopista, sólo necesita una buena conexión a Internet para empezar a conseguir clientes y atender a sus proveedores.


La condición de intermediario también le facilita ofrecer una amplia selección de productos que le ayuda a cubrir diferentes tipos de clientes o a mantener los más potenciales y así ampliar su lista de ventas en su sitio web.

Es importante tener en cuenta que el mayorista o proveedor que ofrece el servicio de dropshipping no existe para el cliente. Su función se limita a almacenar y enviar pedidos. El resto que involucra marketing, desarrollo de sitios web, servicio al cliente, entre otros, es responsabilidad del comerciante.


Con tan fácil manera de comenzar este proyecto económico, muchos comerciantes instalan su tienda en línea en pocos minutos. Y uno de los mejores servicios para crear tiendas en línea y comenzar con dropshipping es Shopify, ampliamente conocido en este campo desde hace años.

Con esta herramienta y sin inversión inicial, pueden abrir una tienda de ventas online sin saber nada de programación o diseño. Simplemente regístrese, empiece a buscar productos para vender, luego aplique un poco de marketing para promocionar los productos y eso es todo.
Todos los días millones de tiendas abren y algunas otras cierran sus puertas, pero la práctica de comprar y vender en línea sigue aumentando, por lo que no puede permanecer fuera.

Como funciona el dropshipping y porqué podría ser tu nueva forma de trabajar online

Desde hace algún tiempo se habla mucho del dropshipping, un término del que muchas personas han oído hablar y otras nunca lo han escuchado directamente.
Es una nueva forma de vender en línea que nos da mucha independencia y flexibilidad a la hora de establecer una tienda en línea. Si sigues leyendo sabrás por qué.


Sin inventarios o grandes inversiones, dropshipping le da la libertad de vender artículos que usted no tiene todavía, y que una vez que el cliente le compra y paga por ello, usted se lo paga a su proveedor o mayorista para que él lo envíe.

La condición de intermediario le libera de tener la mercancía en sus manos. Puesto que, una vez que el cliente realiza su pedido, su trabajo será planificar el pedido con el proveedor, y éste será el que envíe el pedido al cliente, la posición de intermediario sólo debe alertar al cliente que el producto ha sido enviado.

Cómo funciona el dropshipping


Con dropshipping usted no necesita preocuparse por el manejo de productos físicos, ya que no dispone de un almacén o inventario, lo que le ahorra gastos de un depósito, traslado de mercancías y gestiona los niveles de un stock. Usted tampoco es responsable por devoluciones futuras de mercancía.

Además de todos estos beneficios de esta forma innovadora de comercio, quizás su mayor beneficio sea su ubicación y horarios flexibles. Ya que usted puede mantener el control de su empresa desde donde quiera que se encuentre, en medio de una sesión de bronceado en una hermosa isla, incluso en su vehículo en un retraso en la autopista, sólo necesita una buena conexión a Internet para empezar a conseguir clientes y atender a sus proveedores.


La condición de intermediario también le facilita ofrecer una amplia selección de productos que le ayuda a cubrir diferentes tipos de clientes o a mantener los más potenciales y así ampliar su lista de ventas en su sitio web.

Es importante tener en cuenta que el mayorista o proveedor que ofrece el servicio de dropshipping no existe para el cliente. Su función se limita a almacenar y enviar pedidos. El resto que involucra marketing, desarrollo de sitios web, servicio al cliente, entre otros, es responsabilidad del comerciante.


Con tan fácil manera de comenzar este proyecto económico, muchos comerciantes instalan su tienda en línea en pocos minutos. Y uno de los mejores servicios para crear tiendas en línea y comenzar con dropshipping es Shopify, ampliamente conocido en este campo desde hace años.

Con esta herramienta y sin inversión inicial, pueden abrir una tienda de ventas online sin saber nada de programación o diseño. Simplemente regístrese, empiece a buscar productos para vender, luego aplique un poco de marketing para promocionar los productos y eso es todo.
Todos los días millones de tiendas abren y algunas otras cierran sus puertas, pero la práctica de comprar y vender en línea sigue aumentando, por lo que no puede permanecer fuera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario