“Advertisements”

¿Descansas cuando duermes? o no duermes…(part I)



Uno de los desordenes en el ritmo natural de la vida más comunes, es el descanso, el dormir o la natural necesidad biológica de recuperar y equilibrar nuestras energías gastadas durante el día, que pasa cuando eso no pasa, cuando comenzamos a sumar horas no dormidas día tras día, nuestro carácter comienza a cambiar, sobreviene el mal humor y con el las cosas empeoran en los distintos niveles sociales donde nos desempeñamos, para luego comenzar la somatización por aparición de distintas dolencias orgánicas.

Sus orígenes son simples y complejos debido a que pueden ser el resultado final de un conjunto de situaciones en las cuales el “estrés”, como siempre se lleva las palmas.

Existen factores de origen químico que sobrevienen por el consumo prolongado de medicamentos de tratamientos previos, así como los de orden emocionalcomo miedos, fobias, angustias, depresiones, proyectos, perdidas, etc.



Desde el enfoque del hábitat, por las energías naturales de la tierra o telúricas, así como las artificiales (contaminación electromagnética), surgen explicaciones para el insomnio, no tenidas muy en cuenta pero comprobadas desde la geobiología o medicina del hábitat, que nos enseña por ejemplo la importancia de la correcta ubicación de la cama con respecto a la orientación de nuestra cabeza y su orientación a los polos geográficos (norte-sur).

Esta orientación determina el hecho de respetar la circulación de las energías que circulan a través de las linea magnéticas terrestres, ya que si nos oponemos a ellas, estas alteran nuestro sistema energético, provocando desordenes sutiles a nivel endocrinológico, disminuyendo la segregación por parte de la glándula “pineal“, de la hormona que induce al sueño “la melatonina“, explicando parte del problema.

Iklan Atas Artikel

ADVERTISEMENT
Loading...

Iklan Tengah Artikel 1

ADVERTISEMENT

Iklan Tengah Artikel 2

ADVERTISEMENT
Loading...

Iklan Bawah Artikel